News

Los caminos que conducen al liderazgo

4 De setembro de 2019
Bernandina pretende seguir apoyando la coordinación de la ocupación (Yareidy Perdomo/UNFPA Brasil)

Bernandina es una mujer indígena de etnia Warao, que llegó a Brasil hace siete meses. Los Warao fueron las primeras personas indígenas venezolanas migrantes que llegaron a Roraima en 2016, momento en que algunos familiares de Bernandina llegaron a Brasil. 

 

En ese momento ella decidió quedarse un tiempo más en su país, con la esperanza de mantener su espacio y su familia dentro de lo que consideraba su tierra. Pero según relata, con el pasar de los meses la situación de ella y de sus hijas se fue agravando, hasta  encontrarse en la obligación de salir al encuentro con sus familiares en Brasil. 

 

Bernandina llegó a comienzo del año 2019, con sus dos hijas, en lo que ella llama un estado de desesperación “Estaba muy desesperada e perdida y lo único que quería era encontrar a mi familia” dice. Después de varios días en las calles de Boa Vista intentando encontrar a su familia, Bernandina fue informada de la existencia de una ocupación donde se encontraban personas de diferentes comunidades indígenas de Venezuela, lugar donde consiguió ubicarse y donde felizmente encontró al resto de su familia. “Ellos estaban aquí todos juntos, yo estaba llorando y mis hijas no entendían nada” cuenta Bernandia entre risas. 

 

Ka’ubanoko es el nombre que la comunidad indígena Warao le dió a esta ocupación, que significa Mi Hogar, es un espacio que hoy cuenta con más 600 personas indígenas y no indígenas de origen venezolano. “Aquí dormimos bien y comemos, pero todos estamos trabajando por mantener a nuestras familias” comenta ella. 

 

Hoy en día la ocupación está internamente organizada por sus propios habitantes, quienes han designado diferentes líderes para coordinación de labores. Bernandina hoy es una de esas lideres, ella es quien ayuda en la coordinación interna de este espacio y la gestión de actividades que son realizadas con los diferentes instituciones que, como el Fondo de Población de la ONU (UNFPA), ofrecen apoyo para esta comunidad, en respuesta al flujo migratorio que vive Roraima actualmente. 

 

UNFPA ha realizado diferentes actividades para ampliar el nivel de información y acceso de aquellos que están en situación de mayor vulnerabilidad social, la salud sexual, reproductiva y derechos, incluyendo la prevención de la violencia basada en género y la resiliencia comunitaria. Por medio de estrategias comunitarias, UNFPA apoya e incentiva mujeres líderes como Bernandina, en procesos de integración en el territorio brasileño.

 

Bernandina ha sido una de las principales participantes de estas sesiones, ella reconoce la importancia de estas actividades. “Esta es nuestra casa y tenemos que cuidarla. Es importante que todos sepamos cuándo estamos viviendo violencia como nos enseñaron, y no permitir que siga pasando. Yo le digo a todas que tenemos que participar de estas charlas, para mejorar nuestra convivencia sobre todo las que tiene parejas, al comienzo había mucha violencia, pero creo que hemos mejorado, somos muchas mujeres aqui” comenta Bernandina, que afirma estar bien con sus hijas y su familia en Boa Vista, y que pretende seguir apoyando la coordinación de la ocupación.