Statement

Por motivo del asesinato de Elitânia de Souza Hora, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y la ONU Mujeres en Brasil piden que se ponga fin a la violencia contra las mujeres y que se respete la vida de los jóvenes negros

3 Dezembro 2019

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la ONU Mujeres en Brasil simpatizan con amigos y familiares de la joven estudiante Elitânia de Souza da Hora, que fue asesinada el pasado miércoles 27 de noviembre en la ciudad de Cachoeira, Bahía, y con todas las organizaciones. , movimientos y personas que luchan por el fin de la violencia contra las mujeres y en defensa de los derechos humanos.

 

Elitânia de Souza da Hora, de 25 años, era una activista de derechos humanos y una prometedora líder juvenil de la Comunidad Quilombola de Tabuleiro da Vitória, en Cachoeira, Bahía. Estudió servicio social en la Universidad Federal de Recôncavo da Bahia (UFRB) y su trabajo emblemático fue sobre violencia contra las mujeres. Elitania fue abatida a tiros a pesar de una medida de protección, en un caso sospechoso de feminicidio. Su muerte se produjo solo dos días después de la apertura de la movilización anual del activismo de 16 días para poner fin a la violencia contra las mujeres, organizado por las Naciones Unidas, los socios gubernamentales y la sociedad civil. 

 

Familiares, amigos, miembros de la comunidad quilombola, la comunidad universitaria y todas las instituciones y personas que contribuyeron al desarrollo de la joven líder, lloran su muerte. Esta pérdida irreparable demuestra cuánto queda por hacer para garantizar que la inversión realizada en nuestra juventud no se pierda.

Este crimen, así como los muchos feminicidios anteriores que tomaron la vida de las mujeres, nos muestra cuán urgente es la necesidad de intensificar los esfuerzos y las inversiones para prevenir la violencia contra las mujeres. En el 2018, 1.206 mujeres fueron víctimas de feminicidio, siendo 61% de mujeres negras, e 52,3% de los asesinatos fueron cometidos por arma de fuego.

Deben ser garantizados recursos para la protección social, prevención, acogimiento, justicia, reparación y campañas pùblicas, conforme las recomendaciones de las Directrices Nacionales sobre Feminicidio. El cuadro nacional de feminicidios y violencia contra las mujeres demanda el fortalecimiento de políticas de enfrentamiento a la violencia contra las mujeres por medio del pleno funcionamiento de la red especializada en todo el país.  

Ningún joven debe ser acortado por violencia de ningún tipo. Por Elitânia de Souza da Hora, y las muchas mujeres y niñas como ella que están en riesgo de violencia de género, el UNFPA pide que se priorice y resuelva el caso, y hacemos un llamado a toda la sociedad brasileña, especialmente aquellos en los espacios de toma de decisiones, para garantizar que se haga justicia y se encuentren soluciones, a fin de cambiar el rumbo de la violencia contra las mujeres y promover el bienestar de todas las personas.

 

Astrid Bant

Representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas

 

Ana Carolina Querino

Representante interina de la ONU Mujeres